jueves, 1 de junio de 2017

HECHA PARA TI


Me hicieron para ti; fabricada con sonrisas que otros no quisieron y lágrimas olvidadas en el suelo. Nací de tus sueños, de tus anhelos y de tus más íntimos deseos. Tu mente me diseñó sin pretenderlo como vía de escape de este mundo turbulento. Surgí de las motas de polvo que se acumulaban entre tus dedos. Crecí detrás de tu espejo oculta tras una capa de cristal que no te dejaba ver la realidad de este incomprendido cuento. Tomé forma en un universo paralelo donde la utopía de la imagen que habías creado de mí se hacía de carne y hueso. Maduré sin ti pero para ti sin ser consciente de ello, pues mi mente era ajena a tu existencia más mi alma estaba arraigada a tu cuerpo. Me crearon exclusivamente para ti; me implantaron un idioma nuevo con el que tú y yo entendernos, un lenguaje lleno de extraños algoritmos que sólo para ti y para mí cobrara sentido. Me hicieron para ti; cosida con parches que otros zurcieron y ensamblada con clavos de malos carpinteros. Nací de tu soledad, de tu rabia y de tus lamentos. Surgí de ese gran vacío que llevabas dentro. Y no, no soy tu álter ego. No soy tu orgullo ni tu desespero. No soy tu autoestima ni tu veneno. No soy la sombra de tus recuerdos ni el lápiz con el que escribes tus deseos. No soy tú y tú no eres yo. Vivíamos en mundos paralelos, cada cual con sus vidas sintiéndonos extraños en una novela de lobos y corderos, sintiendo que no era nuestro lugar, sintiendo que nos estábamos consumiendo en un espeso mar negro. Y fue ahí, justo ahí cuando tu corazón me llamó con tanto ahínco que, tras muchos años de incomprensión y sufrimiento, aquí estoy; hecha para ti, extendiéndote la mano para huir de aquí. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario